semana laboral

Imagina que es Jueves, son las 15 de la tarde y ya estás de fin de semana, podrías tener más tiempo para ti y para hacer más actividades, salir más o hasta buscarte otro empleo si lo necesitas.

En el año 2008, el Gobernador del estado de Utah (EE UU) estableció que la semana laboral para los empleados públicos no acabaría el viernes, sino el jueves.

El objetivo era el ahorro de costes y aumentar la productividad, se fijaron las mismas horas de la semana laboral de 5 días: 40 horas, pero repartidas de Lunes a Jueves por lo que eran 10 horas diarias..

Este nuevo horario fue adoptado por unos 17.000 empleados estatales y los resultados, un año después, se han demostrado muy beneficiosos, según informan desde el diario USA Today. Se calcula que que la administración ha ahorrado 1 millón y medio de euros, se ha reducido el consumo energético un 20%, los empleados tienen menos estrés y se ha reducido de forma significativa las bajas por enfermedad.

Reducir la semana laboral en la empresa privada

Hace tiempo que se habla de este tema en España para acabar con el paro, si reducimos los días de trabajo de las personas se podrían completar con más contrataciones y también la gente dispondría de más tiempo de ocio, con lo que el consumo aumentaría.

Recientemente, el empresario Carlos Slim ha afirmado que reduciendo la jornada laboral a 32 o 33 horas 3 días semanales “se abre campo para que otras personas trabajen”. “Esos cuatro días (restantes) nos darían calidad de vida”, facilitarían que aquellos que lo deseen busquen dos empleos mientras que el resto propiciarán la creación “de muchas actividades”.

Beneficios de reducir la Semana Laboral

Estos son algunos beneficios que se supone que nos traería una reducción de la semana laboral:

1.- Más Saludable: Las jornadas de 5 días son menos saludables, trabajar tanto en la oficina incrementa los riesgos de enfermedades cardiovasculares o gastrointestinales, además de problemas psicológicos que resultan en un aumento de la mortalidad.

2.- Aumentaría el Empleo: Una jornada de trabajo más corta generaría menos desempleo, Ahora mismo se produce una situación paradójica, muchas personas trabajan demasiado y otras nada. 4 días a la semana podrían servir para generar contratos a tiempo parcial o más colaboradores.

En EEUU, por ejemplo, son muchas personas las que generan ingresos extras con portales como Uber y otros de consumo colaborativo. Alemania implementó en 2010 el denominado “Kurzarbeit”, consiste en una medida temporal para reducir la jornada laboral a cambio de que no hubiera despidos. Implemento, eso sí, reducciones de hasta el 67% de los salarios que completa con subsidios de desempleo del Estado en el caso de las familias más necesitadas. En Corea cuando se redujo la jornada de 44 a 40 horas semanales se incrementó el empleo y la productividad

3.- Se mejora la productividad: uno de los grandes males de las empresas de hoy en día (y por desgracia sobretodo en España) es el denominado “face time”, ese tiempo en el que no produces nada porque llevas 10 horas metido en una oficina y estas agotado. Muchas empresas fomentan el “face time” o “calentar la silla” como lo conocemos en España con interminables jornadas para comer de casi 2 horas que no mejoran la productividad y desmotiva a los empleados. Según el ILO con una jornada más corta logras menor absentismo, alejas la desmotivación y fomentas la felicidad de los empleados

4.- Más Sostenible mediante el Ahorro Energético: Trabajar menos horas mejora el medioambiente, trabajar genera una huella de carbono en cada empleado por día laboral según la organización en conceptos como el número de horas que permanece encendido un ordenador, la luz, la calefacción o las emisiones que generamos al llegar al trabajo

5.- Nos haría más felices: Las jornadas largas de trabajo son uno de los principales problemas para poder conciliar empleo y familia. Si trabajaramos 4 días a la semana reduciríamos la ansiedad y el estrés en casa según diversos estudios, mejorando la satisfacción general y la felicidad de los empleados.

El debate está servido y más en España que parece que nada de lo que hace el gobierno sirve para mejorar las tasas de empleo.

Sobre el Autor

Daniel Iglesias, experto en la creación de estrategias de comunicación en Internet para marcas, fundador de Soyunamarca, agencia de social media branding y orientada a la consultoría de marcas corporativas y personales. Profesor asociado de Lab School, profesor de marketing online en el MBM Master de Marketing de Negocios de la Universidad de Málaga, co-autor del libro “De Twitter al Cielo” y organizador del Congreso de Marketing Gastronómico “Gastromarketing”.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Close