emprender en un pueblo pequeño

Para empezar, he hecho una lista de Ventajas e Inconvenientes de vivir o emprender en un pueblo pequeño. Esto ya nos da algunas pistas sobre las necesidades que hay para orientar las primeras ideas de negocio.

Aunque actualmente vivo en la ciudad de Málaga, he vivido hasta los 9 años en una pequeña aldea de Galicia, donde sigo veraneando cada año. Cada vez que me relajo en ese pequeño pueblo de la impresionante Rivera Sacra, imagino qué tipos de negocios funcionarían allí y tras un análisis, aquí os dejo mis conclusiones.

Ventajas de emprender en un pueblo pequeño

Son muchas las ventajas que encontramos para emprender en un pueblo, sobre todo para los que amamos lo rural:

Costes de vida del pueblo más bajos que en una ciudad. Por lo general, vivir en un pueblo es más barato que vivir en una ciudad grande: alquileres y suministros más baratos.

Contacto con la naturaleza y vida saludable: Personalmente me parece importantísimo. Y si te gusta tanto el deporte como a mi, disfrutarlo en un entorno verde lo hará más satisfactorio.

Trato más personal con los vecinos: Al ser un pueblo pequeño, el trato con otros vecinos se hace más sencillo y personal.

Más seguridad: Aquí se conoce todo el mundo, es muy complicado ser ladrón y pasar desapercibido.

Mascotas en semi libertad: Si tenemos perro, disfrutará más del entorno natural.

Inconvenientes de abrir un negocio en un pueblo pequeño

Aunque se ha avanzado mucho, todavía hay bastantes inconvenientes de vivir en un pueblo, pero pueden convertirse en oportunidades de negocio. Aquí algunos de ellos:

Internet de peor calidad: En muchos casos encontraremos con este problema, fundamental para emprender en un pueblo pequeño. Afortunadamente se puede solucionar.

Menos opciones de ocio como Cines, restaurantes, etc.

Sin supermercados: En muchos pueblos pequeños vienen con frecuencia furgonetas, pertenecientes a negocios locales, para suministrar a sus habitantes de comida y otros productos. Si los pueblos son un poco más grandes pueden disponer de pequeños colmados o negocios mixtos.

Menos niños y mucha gente mayor: Cuando era pequeño y vivía en un pueblo disfruté mucho, pero éramos muy pocos niños para jugar. Así que estaba deseando ir al colegio para poder jugar con gente de mi edad.

Menos oferta de trabajo: En una ciudad grande es más fácil encontrar oportunidades de empleo. Sin embargo, en un pueblo lo tienes más complicado. Muchos jóvenes se hacen funcionarios o emprenden, con esto último es donde encontramos oportunidades para crear negocios.

Oportunidades para emprender en pueblos pequeños

  • Pueblos abandonados en muchas provincias españolas. Puedes comprar uno y restaurarlo.
  • Viviendas muy baratas en entornos naturales impresionantes.
  • La mayor parte de los habitantes son ancianos. Existen muchas oportunidades en este sector.
  • Escasa o nula oferta de ocio en los pueblos.
  • Pueblos que necesitan más población para tener una escuela o centro médico y te pagan los gastos por trasladarte allí con tu familia. Algunos incluso ofrecen trabajo junto con alojamiento.

Negocios para la gente local de un pueblo pequeño

Market place para vender productos locales por internet: web o amazon. Ayuda a pequeños productores a llegar al cliente final, puedes subir sus productos y vender en Amazon o crear una tienda online para venderlos directamente.

Ayuda a personas mayores: Residencia de ancianos o un servicio de asistencia en pueblos podría ser la solución a una población rural cada vez más envejecida.

Ocio y Restauración: Muchos pueblos pequeños no tienen oferta de ocio, el que más habitantes tiene puede tener un bar, pero suelen tener muy poca clientela. Fijándome en las furgonetas de reparto que traen comida cada día a las zonas más alejadas, pensé en un Foodtruck o en un cine itinerante que pase por los pueblos.

Formación: Formación de todo tipo, tanto para jóvenes como para los mayores.

Gimnasio y Deporte: Un lugar para hacer deporte y si es parte al aire libre mejor (sobre todo cuando hace buen tiempo).

Fisioterapia: Al haber una gran población mayor, puede haber problemas de movilidad y un fisioterapia a domicilio podría funcionar bien.

Veterinario: En los pequeños municipios hay numerosos animales, básicos a veces para la subsistencia de las familias. Por ello, un servicio de veterinario tiene alta demanda, dado que el coste de perder un animal puede ser muy alto.

Peluquería y Belleza: Peluquerías, que además incluyan servicio de manicura y pedicura, limpiezas faciales, etc. pueden tener mucho éxito en las localidades pequeñas. Si se quiere ir más allá, se puede hacer el servicio a domicilio. Es muy práctico para el cliente y muy barato de poner en marcha, ya que en este caso no habría necesidad de contar con un local.

 

Negocios para turistas de un pueblo pequeño

Ideas de negocio para atraer visitantes al pueblo. El target serían personas que no viven en el pueblo, pero buscan

Alojamiento Rural: Cuando el pueblo está ubicado en una zona

Ecoturismo: Rutas en bicicleta, a caballo, en kayak, senderismo, … son muchas las opciones para realizar turismo ecológico o de actividades al aire libre.

Restaurante: Si te diriges al público local, tendrás que ser poco ambicioso. Pero si te lo curras y ofreces algo por lo que la gente esté dispuesta a desplazarte, ayudarás también al pueblo a desarrollar otros productos entorno a tu restaurante.

Coworking rural: Atrae a freelances que puedan trabajar a distancia, eso sí, necesitarás una buena conexión a internet.

Vivir de Internet desde un pueblo pequeño

Existen todavía pueblos a los que no llega internet y otros que no tienen buena conexión. Afortunadamente existen potenciadores de señal y puedes beneficiarte de ellos. También puedes contar con WiMAX, que es una de las tecnologías más comunes entre las denominadas de Internet rural. Desde el principio se concibió para conexiones inalámbricas a larga distancia, por lo que es adecuada cuando no nos llega la línea telefónica tradicional.

Hay que instalar una pequeña antena en casa que se comunica con otra del operador mediante ondas. Tu antena y la de operador pueden estar separadas hasta 30 kilómetros, pero es importante que no haya nada en medio que obstaculice el paso de las ondas (un monte o un edificio, por ejemplo).

Con WiMAX es imprescindible que haya algún operador en la zona que nos ofrezca cobertura. Aunque al ser inalámbrico, no importa si es en campo o en una población (mientras haya una buena comunicación entras las antenas).

¿Has emprendido en un pueblo pequeño? Por favor, deja tu caso en comentarios.

Sobre el Autor

Daniel Iglesias, experto en la creación de estrategias de comunicación en Internet para marcas, fundador de Soyunamarca, agencia de social media branding y orientada a la consultoría de marcas corporativas y personales. Profesor asociado de Lab School, profesor de marketing online en el MBM Master de Marketing de Negocios de la Universidad de Málaga, co-autor del libro "De Twitter al Cielo" y organizador del Congreso de Marketing Gastronómico “Gastromarketing”.

Deja tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Close